7/3/16

POLLO FËNGMÌ


Por fiiiiin he preparado una nueva receta para compartir! eso de ir cocinando y haciendo fotos  a la vez es pesado y da pereza. Esta vez se trata de otra receta china (si es que cuando no trabajo no se me puede dejar sola en la cocina). Es una receta fácil y no muy pesada, aunque muy pringosa y si no, ya veréis, pero merece la pena. Si queréis sorprender en una cena, o un plato diferente con nuevos sabores seguro que esta receta os gustará, aunque mejor que no abuséis; la salsa de este pollo es intensa y deliSiosa! toma nota de los ingredientes y ponte manos a la cocina:




Necesitamos (4 personas):

 Para el pollo:
     •  Báscula
     •  Mortero 
     •  1 pechuga de pollo
     •  Aceite para freír
     •  Sal y pimienta
     •  Ajínjoli

 Para el rebozado:                                      Para la salsa: 
     •  125 g. de harina                                      •  60 gramos de miel
     •  60 g. de harina de maíz                            •  1 cucharadita de sal
       ½ cucharada de levadura                         •  1 cucharada de vino de Jerez
       ¼ cucharadita de bicarbonato                   •  1 cucharada de vinagre de módena
     •  2 claras de huevo                                    •  2 dientes de ajo
     •  1 cucharada de aceite


Preparación (1 hora):

1. Troceamos la pechuga en trozos pequeños y los salpimentamos sin miedo.

2. Separamos las claras del huevo y las batimos para preparar el rebozado.

3. Agregamos a un bol los ingredientes para el rebozado: las clara, las harinas, la levadura, el bicarbonato y el aceite. Si queda muy espesa le echamos un poquito de agua y removemos hasta que quede más blanda, de manera que cuando echemos la pechuga al bol pueda mezclarse y rebozarse sin problemas.

4. Apartamos el bol con papel film durante media hora y mientras preparamos la salsa.

5. Picamos el ajo en un mortero y cuando lo tengamos bien machacado agregamos el vino, la miel, el vinagre, un poquitín de agua, sal y pimienta. Removemos hasta mezclarlo todo.


6. Cuando haya pasado la media hora, echamos menos de un dedo de aceite para freír el pollo rebozado hasta que se dore y vamos secando el aceite con papel de cocina.

7. Calentamos la salsa con la miel, el vinagre, etc hasta que se evapore el alcohol y se diluya la miel. Servimos el pollo con la salsa por encima y decoramos con un poco de ajínjoli. ¡Ya tenemos nuestro pollo fengmi listo!







3 comentarios:

  1. Andrea, mira que solo nos traes muy de vez en cuando una receta, pero chica... como lo bordas!!
    Esta receta se ve espectacular, y encima con el paso a paso. Qué más se puede pedir!!. Ahora entiendo lo de "pesado hacer las fotos" porque eso si que cansa, hacer los paso a paso.Y lo peor es.. que si al final la receta no sale como una quería, ala.. todo el trabajo a la mier... que me ha pasado ya más de una vez, así que me voy al grano y hago la foto del final del plato.jijiji

    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sabes tú bien, a mi que me cuesta decidirme a preparar y fotografiar algo, imagina cuando no me gusta el resultado de la receta... uff que rabia! igual que cuando preparo cosas que salen bien y no fotografío los pasos (ya sea por despiste o por pereza jijiji) en fin, poco a poco

      un beso :) :)

      Eliminar
  2. Hola, acabo de cenar este pollo, espectacular¡¡¡ La salsa buenisíma, la próxima vez le pongo un poco de picante. Gracias.

    ResponderEliminar